icono-distribución-pronutrition

Distribuidores: 943 497 699

Carrito de compras

Carrito de compras

¿Entrenas con música? Beneficios de hacer ejercicio con música

¿Sabías que escuchar música y hacer ejercicio al mismo tiempo mejora el rendimiento deportivo y ayuda a potenciar la productividad durante el entrenamiento? ¡Sí, sí! Seguir su ritmo mientras estás en la cinta de correr o llevas a cabo tus rutinas fitness presenta grandes beneficios que desde el equipo de Onfitness queremos que conozcas. ¡Así que prepárate! En este nuevo artículo de tu ProNutrition.pe te contamos cuáles son las ventajas de incluir tus canciones favoritas en tus sesiones de ejercicio.

 

Numerosas investigaciones han estudiado a lo largo de los años los efectos positivos de la música sobre el estado de ánimo y la motivación de las personas y las conclusiones que se extraen de la gran mayoría de ellos hablan de los beneficios que esta tiene sobre el humor, la comunicación o el aprendizaje.

Hacer ejercicio y escuchar música mientras se desarrolla una actividad física es estimulante para el cerebro e incluso, puede ayudarte a pensar que eres capaz de todo.

¿Quieres conocer 5 de los beneficios que la música tiene sobre tus jornadas de gimnasio? ¡A continuación te los contamos.

 

5 Beneficios de hacer ejercicio y escuchar música.

1. Hacer ejercicio y escuchar música impulsará tu entrenamiento y lo llevará a un nivel ya que hará que focalices tu energía en la actividad física y que la mantengas durante más tiempo.

2. Escuchar música mientras realizas cualquier ejercicio retrasa la fatiga muscular y mejora el ritmo cardíaco, la presión arterial y la respiración.

3. Ayuda a la concentración y te mete en el ambiente, permitiéndote evadirte y haciendo que te sientas más motivado para alcanzar tus metas.

4. Ayuda a reducir y combatir el estrés.

5. Estimula tu organismo y hace que quieras moverte y seguir su ritmo.

¿Qué música debes escuchar durante un entrenamiento?

La música tiene que ir en consonancia a la actividad física que se va a realizar. Aunque siempre se pueden seleccionar canciones en función de las preferencias de cada uno, un ejercicio más relajado y lento demandará ritmos tranquilos y suaves y un entrenamiento de alta intensidad pedirá letras más fuertes que activen y eleven la frecuencia cardíaca.

No obstante, el conocimiento del los profesionales fitness también juega aquí un papel fundamental. Ellos mejor que nadie pueden aconsejarte sobre qué tipo de música te ayudará en mayor medida a conseguir tus objetivos.

¿Te ha gustado nuestro post? Esperamos que sí y que nuestros consejos sirvan para que incluyas las música en tus días en el gimnasio, para hacer tus entrenamientos más motivantes y agradables. ¡Ya sabes que puedes preguntarnos lo que quieras! Y recuerda, #YoSoyPro #ViveFitness.